Paul Gravett, experto en el tema de cómics y novela gráfica y director del festival COMICA, nos propuso sus reflexiones y recorrido sobre las tendencias del género –que según él, tampoco tiene límites estrictos– en el Reino Unido, con algunos comentarios sobre lo que pasa en Estados Unidos y algún otro país. Su entusiasmo y conocimiento del tema mostraron una calidad en la creación de lo que durante muchos años fue considerada una narrativa “menor”, que dejó boquiabiertos incluso a los oyentes que no estaban demasiado interesados en el tema. Compartió además una noticia que habrá que tener en cuenta: en el verano de 2014, la British Library (una de las bibliotecas más impresionantes que he tenido la suerte de conocer) hará la primera exposición importante sobre cómic y novela gráfica británica. La historieta, entre libros y literatura con mayúscula. Como decía el editorial del segundo ejemplar la revista Fierro, una publicación de cómics y lo que se llama hoy novela gráfica, en 1984 y en la lejana Buenos Aires:

“Historieta’ es a ‘historia’ lo que ‘camiseta’ es a ‘camisa’, ‘camioneta’ y ‘motoneta’ a sus
respectivas palabras-madre. Esta terminación entre diminutiva y cariñosa, casi
paternalista, hace de la historieta algo menor y no demasiado importante, cosa
de pibes… Y así ha sido. Sin embargo, las relaciones entre historia-madre e
historieta-hija suelen ser mucho más complejas. En algunos casos, como en la
actualidad, la piba debe apurar el paso para emular las violentas hazañas
cotidianas de la madre (ver los diarios de setiembre, por favor…), la ficción
‘realista’ no alcanza la dimensión del espanto cotidiano del mismo modo que
sus intuiciones suelen revelar horrores o sueños por venir en la realidadrealidad.
Tal vez se trate, eso creemos, de darle a la historieta -en fin, bautizada está…-
definitiva carta de adultez. Que la piba haga su vida…”

Y eso es lo que se sintió en Kosmopolis: todas las narrativas son válidas, sin prejuicios ni “clases”. Leer, mirar, descubrir, disfrutar… de eso se trata.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *