Virtuts – Joanna Bourke en el CCCB

“El apunte” es una sección de escritos, artículos, reflexiones y alguna otra cosa que se le ocurre a Gabriela Pedranti.

EL catedrático Antonio Monegal dio inicio a la charla -este lunes también a sala llena- sobre otra virtud: la fortaleza. La encargada de recorrer las distintas actitudes que se reconocieron como tal a lo largo de la historia fue Joanna Bourke, profesora titular de Historia en la School of History, Classics and Archaeology del Birbek College, de la Universidad de Londres.

La conferencia de Bourke -que es una gran comunicadora, lo que se observa tanto en su uso del lenguaje como en su expresión corporal- recorrió la experiencia del dolor a través de los años, y cómo el concepto de “fortaleza” se modifica de acuerdo a los cambios que sufrió lo que entendemos como dolor y los demás elementos alrededor del mismo: los médicos, la sanación, el cuerpo…

Partió de la pregunta -tan frecuente pero que a la vez consigue tan pocas respuestas honestas- de “¿Cómo te sientes/encuentras hoy?”. Con algunos ejemplos extremos, observó que en algunos casos -como la de una mujer muriéndose poco a poco- esa pregunta no puede ser respondida.

Me interesó particularmente la relación que planteó entre el dolor y el lenguaje, cómo a veces no podemos “decir” ese dolor. (Y también fue graciosa -y valiente- la observación sobre la extrema “psicoanalización” de la sociedad actual: Bourke plantea que no todo es psicológico, que hay dolores físicos reales que no tienen necesariamente que ver con la psique). En referencia al tema del lenguaje, comentó que las historias y relatos para los niños hasta el siglo XVIII harían temblar de miedo a más de un niño actual: eran cuentos que hablaban de la muerte, de la experiencia del dolor… Lo que, lógicamente, ayudaba a los niños a vivir esas situaciones (que hoy consideramos extremas, que intentamos evitar a toda costa) de una manera mucho más tranquila; el conocer de qué se trataba las hacía más tangibles, menos generadoras de terror.

Destacó un cambio fundamental, que modifica profundamente lo que entendemos por fortaleza: hasta el siglo XVIII, antes del descubrimiento de los analgésicos y la anestesia, el dolor era una experiencia que debía transitarse. Esto implicaba diferentes formas de fortaleza de parte del paciente y a la vez, del médico, que era un personaje empático, que acompañaba al sufriente en su proceso de dolor. Actualmente, con los medicamentos, el dolor es una batalla a ser ganada; y el cuerpo se divide -cual campo de lucha- para combatir, mediante la aplicación tópica de determinados paliativos, zonas y áreas “aisladas” que no tienen casi en cuenta el cuerpo como organismo global.

Los ejemplos históricos que eligió para ilustrar estos temas también fueron muy interesantes; sobre todo, el de Frances Burney, que en 1812 sufrió una masectomía… La experiencia puede leerse en el libro The Body in the Library. Valga una síntesis de la propia autora: “I became scream”.

Joanna Bourke siguió con las conexiones entre el dolor, la fortaleza y el decir: “La fortaleza en el dolor hacía que los pacientes generaran un espacio para construir sentido”. Hoy eso se perdió, y nadie quiere experimentarlo. Tapamos todo síntoma con pastillas (lo que puede ser necesario en algunos casos, pero lo llevamos a extremos exagerados), buscando ganar la batalla, a cualquier precio.

**************

Aquí la entrevista del CCCB a la invitada:

ENTREVISTA // Joanna Bourke: Sobre la virtut de la FORTALESA from CCCB on Vimeo.

Entrevista a JOANNA BOURKE: Sobre la virtut de la FORTALESA from CCCB on Vimeo.

El próximo lunes (30 de enero), el invitado es Claudio Lomnitz, y la virtud, la dignidad. En el Teatro del CCCB, a las 19.30 horas.

One Comment

  1. Amparo Tomé

    I have just being about eight years of intense phisical and animical pain. Listen to your reflexion has helped me to put words into some of my language of pain. It has touch me deeply, when I understood ” you have to give time to make sense of pain, it has sense in itself as part of your story of life, only then your understand the language of pain. And only then, you can start to create mechanism to face the violence of pain and from that point we can use all our senses to control the pain and its consequences more than base the control of pain with analgesics. Thnak you very much for your magnific discourse in the interview.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: