El apunte: el largo camino hacia el cinematógrafo


“El apunte” es una sección de escritos, reflexiones y alguna otra cosa que se le ocurre a Gabriela Pedranti.

Hasta ahora, he tenido la oportunidad de visitar tres museos relacionados con el cine: el MOMI (Museum of the Moving Image) de Londres, que lamentablemente no existe más – a pesar de que el espacio se usa para otras cosas desde hace unos años-; el Museo Nazionale del Cinema en Turín; y mucho más recientemente (a pesar de llevar una década en tierras catalanas), el Museu del Cinema de Girona. Y tengo que confesar que el que tiene menos prensa en el mundo -el de Girona- es el mejor. Sin dudas, los fanáticos de todos los artilugios previos al cine como lo conocemos hoy, disfrutarán como pocas veces se disfruta. Se trata de una colección que tiene una cantidad de piezas increíble; lo mejor es que son originales -a diferencia de tantos museos que muestran reproducciones- y en estado impecable. Además, tienen libros -también originales- de estudios sobre la luz y sus proyecciones; lámparas mágicas que son objetos alucinantes sólo por su diseño; máquinas varias con pequeños rótulos manuscritos que indican de dónde provienen (barrios de Barcelona, por ejemplo)…

Son tres plantas -que empiezan con un video informativo, a modo de viaje iniciático, súper completo y atractivo- que se recorren como en un sueño. Tener tantas cámaras, historias y juguetes ópticos frente a los ojos -y que en muchos casos, se pueden utilizar, para participar completamente de la experiencia- es algo que no se encuentra en cualquier esquina. Miren si no:

 

Durante estos días ofrecen además una exposición de las estrellas de Hollywood y la publicidad, realmente interesante. Desde Shirley Temple comiendo cereales hasta los misterios del perfume de Audrey Hepburn. Se llama “Estrellas en venta” y estará hasta el 29 de enero de 2012.

 

A %d blogueros les gusta esto: